CLAY POT FEAST” exhibition in FOODCULTURA Satellite Boqueria; (the opening)

El pasado viernes 18 de marzo se inauguró mi primera exposición individual en el satélite FOODCULTURA, un espacio ubicado en el Mercat de la Boqueria. Exactamente se trata del puesto nº437 de dicho mercado, y nace de la iniciativa de FoodCultura, o lo que es lo mismo, del artista Antoni Miralda y su equipo. 

El espacio es muy pequeño y tiene sus particularidades. Todos los proyectos que ahí se muestran tienen soporte audiovisual, puesto que una televisión-cajonera-vitrina con ruedas constituye un elemento indispensable e inseparable del espacio. Como también lo es Sant Stomak, un altar obra de Miralda que recibe ofrendas y bendice permanentemente el lugar. Además, una pared de pizarra completa esta tríada elemental y permite la intervención de los artistas en ella, siendo posible servirse de este gran soporte para enriquecer los proyectos con algún elemento bidimensional, sea dibujo, letra u otros. 

El proyecto que se expone no podía ser otro que Clay Pot Feast, que no es más que una mirada hacia la artesanía contemporánea como vehículo de experiencias colectivas a través de la comida y las implicaciones ideológicas que todo ello conlleva. Hace dos años, mientras investigaba para escribir uno de los ensayos que acompañan el proyecto Clay Pot Feast, descubrí el concepto FoodCultura y se volvió un referente muy importante para su desarrollo, al igual que la obra artística del propio Miralda. Éste lo define así: ”FoodCultura es un puente entre cerebro, estómago y corazón. Un espacio sin muros dedicado a la comunicación, la investigación y la historia global de la comida, las costumbres, las experiencias culturales y el arte”. En definitiva, el hogar perfecto para Clay Pot Feast.  

El modelo expositivo que finalmente hemos decidido adoptar para mostrar Clay Pot Feast en el espacio es peculiar, puesto que los pocos metros cuadrados disponibles no permitían disponer a la vez todas las vasijas cerámicas. Es por eso que cada semana se sustituirá por otra la pieza exhibida en la vitrina que ahora preside la parada, y así sucesivamente hasta que se hayan mostrado las cuatro piezas que a día de hoy componen Clay Pot Feast. La exposición se puede ver hasta el 27 de abril.


Me gustaría agradecer muy especialmente a Juan David Galindo y a Andrea L. Bernal, que me han apoyado mucho en la producción y el montaje de la muestra, y sin cuya ayuda inestimable todo esto no hubiera sido posible. También doy las gracias a Matteo Guidi, pues es un honor sucederle exponiendo aquí y me ha facilitado inmensamente el trabajo con las postales y las hojas de sala. A Grazia e Inés, que a lo largo de este mes abrirán la parada y atenderán a los visitantes. A Placa Turca, siempre mi familia y mi norte en este mundo tan complejo como fascinante. A Yaiza, Coralí, Miralda y todo el equipo de FoodCultura, gracias por su tiempo y sus halagos. 

Y cómo no, a todos los que vinisteis el viernes: profes y alumnos de Massana, familiares, amigos, artistas, regentes de las paradas colindantes, trabajadores del mercado, turistas curiosos, conocidos y desconocidos… Y a los que no me pudisteis acompañar físicamente pero me hicisteis llegar vuestro apoyo. Agradecida también por las buenas y constructivas críticas que siempre me ayudan a mejorar. Por vosotros y la cultura: ¡A seguir! 


Using Format